martes, 24 de marzo de 2009

TAREA INELUDIBLE DEL ACTUAL MOVIMIENTO ESTUDIANTIL PANAMEÑO



Boris Sanchez Dirección Política Nacional BPU-Juventud Comunista-BPR

En esta hora de nuestra mayúscula América, los pueblos y sus organizaciones de vanguardia siguen luchando y derrotando a la derecha y al imperialismo (incluso en el plano electoral); siguen derrotando los planes privatizadores, impopulares y de liberalismo explotador.
Estas organizaciones populares, revolucionarias, de izquierda, o progresistas están accediendo al poder y a la administración de los Estados Nacionales latinoamericanos (verbigracia Venezuela, Ecuador, Uruguay, Bolivia, Nicaragua, El Salvador, y otros); sin embargo, en Panamá lamentablemente siguen disputándose por el control del Estado, diversos sectores de la derecha, que por supuesto representan los intereses de una minoría de grandes empresarios; banqueros, importadores, comerciantes, oligarcas de vieja y nueva data, definidos hoy en día en dos claros bandos: uno compuesto por el Partido "Revolucionario" Democrático (PRD) y sus aliados como el Partido "Popular" (PP), con Balbina Herrera como candidata presidencial, y el otro compuesto por el más reciente Partido "Cambio Democrático", de Ricardo Martinellí, candidato presidencial que marca en las encuestas como favorito de los votantes, y por el Partido Panameñista, antes llamado Partido Arnulfista y otros partidos menores que conforman esta alianza. Ninguna de estas dos alianzas en disputa, representan los intereses del pueblo trabajador, de las mayorías, ni siquiera de las capas medias, representan si, el continuismo de las políticas económicas de dominación de los países de la metrópoli y muy en particular de los EUA, y sus instituciones internacionales de crédito como el Banco Mundial (BM) y el Fondo Monetario Internacional (FMI), a pesar de su decadencia y crisis.

Nuestra tarea como legítimo Movimiento Estudiantil es ser chispa, como siempre lo hemos sido, para alentar nuevas luchas y retomar otras, en el seno del Movimiento Popular y del Pueblo, que a pesar de la alienación de un sector de éste, espera mucho de nosotros.
Empero, necesitamos tener en primer término, clara conciencia de nuestra situación; tener claridad de los objetivos, que deben ser, nuestra consolidación, nuestra reafirmación, depuración y reorganización, ya que "más vale poco y bueno" en este momento; para luego avanzar con pasos más firmes y decididos hacia la organización de otros sectores de la población, estratégicos en nuestra lucha de liberación y reafirmación nacional, en contra de la burguesía y sus aliados, del neocolonialismo (en sus actuales formas de expresión) y del imperialismo. Para ir en lo concreto, y no en consignas, creando, construyendo nuestras o nuestra organización de vanguardia, panameña, con nuestro estilo, ajustada a nuestra realidad y a la manifestación de la lucha de clases (en todas sus expresiones: social, económica, política, electoral, cultural e ideológica) en nuestro país; y que sean estas organizaciones, nacidas por primera vez de las entrañas del Pueblo, las que le disputen a la desfasada y retardataria oligarquía y sus partidos de derecha, el control del Estado e ir transformando, revolucionando esta sociedad y llevarla hacia posiciones más progresistas, de avanzada, y sentar las bases de una sociedad de colaboración y no de explotación; una sociedad a tono con el avance de la humanidad y de los pueblos que luchan por sociedades verdaderamente democráticas y equitativas; felizmente nuestros hermanos latinoamericanos nos llevan la delantera.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada