martes, 10 de marzo de 2009

Concientizar, Organizar, Movilizar.




"... Si la educación de los hombres es la forma futura de los pueblos, la educación de la mujer garantiza y anuncia los hombres que de ella han de surgir. El ser se ha desenvuelto al calor del hogar, antes que una atribución del ser se desarrolle con el contacto de los libros. Estos reforman, no forman; y si las madres traen al hogar esa costumbre de servilismo, ese bien, -hallarse con la opresión, que en los pueblos esclavos y en las instituciones tiránicas se adquiere,- la educación del temor y la obediencia estorbará en los hijos la educación del cariño y del deber. De los sistemas opresores, no nacen más que hipócritas o déspotas." José Martí

En días pasados nuestro frente universitario, el BPU, estuvo desarrollando una labor de orientación a los estudiantes de primer ingreso, en la que se les daba un reforzamiento académico para las pruebas de admisión. Al mismo tiempo, se le introducían temáticas de orden político-social para generar un debate sobre las tareas que el movimiento estudiantil revolucionario tiene que desempeñar. Es notorio que el conglomerado juvenil que quiere obtener un título de grado para elevar sus posibilidades de "supervivencia" en el sistema, carecen de los conocimientos básicos elementales que una enseñanza pública amerite proporcionar como deber constitucional. Insistimos que no se trata de un problema de formas, de reformas curriculares exóticas, ni de un problema jurídico, o porque estén de moda en el llamado "primer mundo". Más bien nos referimos a la vinculación y la pertinencia de la educación con el modelo de país que queremos para el pueblo. Mientras exista una forma de "explotación privada" de los recursos naturales, y por supuesto humano, la educación que debe ser un deber y una responsabilidad del Estado ( desde el primario, hasta el universitario), será simplemente una cartera que seguirá siendo vilipendiada para la usura política por parte de la partidocracía burguesa, y sus mecenas y dueños, de la empresa privada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada