jueves, 3 de septiembre de 2009

B.P.U. COMUNICADO A LA COMUNIDAD NACIONAL (02/09/2009).




Con mucho dolor y coraje, recibimos este lunes, la noticia del vil y cobarde homicidio del compañero Henry Castillo, estudiante sobresaliente de la Facultad de Economía de la Universidad de Panamá, quien se desempeñó como representante estudiantil de su facultad ante el Consejo General Universitario, máximo Órgano de co-gobierno en nuestra casa de estudios superiores, así como en el movimiento estudiantil.
En esta hora de indignación, nos solidarizamos con sus familiares, amigos, compañeros, deudos y condenamos contundentemente este hecho, perpetrado por el hampa común, que ha llenado de luto y tristeza a la comunidad universitaria. Nos solidarizamos también con los cientos de familiares y deudos de los impunemente asesinados en nuestro pequeño país, que no tienen nada que ver con la delincuencia, cuya “falta” o “error” ha sido vivir en alguno de los barrios populares de la Ciudad, de San Miguelito, de Panamá Este o de Panamá Oeste; ser un trabajador o estudiante madrugador; así como de un sinnúmero de heridos, la mayoría de gravedad y de por vida, que no podrán volver a aportar su esfuerzo honrado al colectivo social.
Toda esta degeneración social, es consecuencia de este egoísta sistema de explotación capitalista, de la aplicación del modelo económico neoliberal antes y después de la Invasión del 89 hasta hoy; y de la partidocracia, que han generado en nuestro país los niveles de delincuencia, de inseguridad, de pobreza, miseria y del deterioro de los más altos valores de la convivencia humana.
En el gobierno PRD anterior se disparó el índice de criminalidad, y demostraron ser unos incapaces también en esta problemática, y en lo que va del actual (en donde están también los panameñistas, que han tenido dos mandatos presidenciales del período al cual nos referimos, y que no resolvieron nada) los hechos delictivos siguen creciendo vertiginosamente, a pesar de las fanfarrias de guerra contra la delincuencia y del show mediático de “el loco”.
No se combatirá eficazmente este problema social, mientras no existan verdaderas y serias políticas de Estado en materia educativa, deportiva, laboral, cultural, de prevención del delito, de verdadera resocialización y sobre todo, de distribución de la riqueza producida socialmente, ...y por supuesto, al final si es necesario, la aplicación justa y científica de la represión hacia la criminalidad y no al pueblo cuando protesta por sus justos derechos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada