miércoles, 23 de diciembre de 2009

COMUNICADO AL PUEBLO PANAMEÑO 20 de diciembre de 2009.XX aniversario de la cruel, genocida e injusta invasión a nuestro país.















“La tumba de los muertos por la libertad, es el altar más sagrado de la patria”, José Martí.

Recordamos con indignación y dolor la más trágica de todas las intervenciones militares que sufrió nuestra nación durante el siglo pasado y el antepasado, de parte de los Estados Unidos y su
criminal imperialismo, invasión que sufrió nuestro pueblo pobre, con sus miles de muertos, heridos y damnificados; la sufrimos (y la seguimos sufriendo, por la indiferencia de los distintos gobiernos post-invasión, que son y están al servicio de la clase dominante, los explotadores, es decir los grandes empresarios), los humildes, los desposeídos de los medios de producción de la riqueza social, los trabajadores, trabajadoras, amas de casa, civiles o no armados, de los barrios pobres de la ciudad, fundamentalmente del Chorrillo, barrio mártir, un 20 de diciembre de 1989.

No la sufrieron los del Club Unión, ni del CONEP, ni de la Cámara de Comercio, ni la alta oficialidad pelechadora y adicta al cobarde de Noriega, ninguna de esas ratas del “estado mayor”, ningún coronel, ningún teniente coronel, ningún rico, ningún millonario, ningún gran empresario, ningún oligarca, ningún rabiblanco, ningún dirigente de los partidos políticos, que hasta hoy nos han seguido gobernando y quieren ocultar la verdad sobre esos hechos, en cada administración; no quieren recordar esa afrenta, ni desean que la población recuerde esos crímenes, de una agresión desproporcionada, que no nos benefició, que no nos liberó de la dominación de clase, que no nos trajo verdadera democracia, que no acabó con el narcotráfico, ni con la delicuencia internacional que con mayor libertad opera en nuestro país, ni con la corrupción que sigue padeciendo nuestra nación.
Nos invadieron con la infame y ridícula excusa de detener a un agente de ellos mismos, Manuel A. Noriega, que ya no le servía a George Bush padre, presidente gringo de ese entonces, ni a los del Pentágono, Wall Street, Banco Mundial, IFI's, en su política de control y de rapiña sobre nuestro istmo al igual que toda latinoamérica; nos invadieron para someternos a sus condiciones económicas, para endeudarnos más, para aplicar con más fuerza las llamadas “políticas de ajuste estructural”, es decir políticas neoliberales, de privatización de rentables empresas estatales, políticas que significaron y siguen significando más desempleo, trabajo mal remunerado o informal, pobreza, inflación, alto costo de la vida, de la canasta básica, de los servicios públicos; nos invadieron para de una u otra forma mantener su presencia militar, su influencia política, cultural, ideológica y principalmente su preponderancia y dominación económica.

Recordamos a nuestros muertos y mártires del Pueblo Panameño, a los verdaderos soldados que ofrecieron su vida, empuñando las armas en defensa de la Patria ultrajada; a las vícitimas conocidas y desconocidas, a los civiles, a los inocentes, hombres, mujeres, ancianos...niños.
Seguimos luchando, como nos lo enseñó Victoriano Lorenzo, por una sociedad justa, digna, libre; por una Patria al servicio de las mayorías, de los trabajadores y no de una minoría privilegiada y parásita de la sociedad, que ha venido gobernado hasta hoy.


¡A 20 años de invasión...
ni olvido ni perdón!
¡Abajo el alto costo de la vida!

Los mártires con su sacrificio dijeron alto y claro:
¡BASES NO!
¡Abajo la criminalidad y la delincuencia de cuello blanco!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada